Quienes Somos
Pastores
Ministerios
Noticias
Calendario
Misiones
Recursos
 

La semilla de lo que sería la Iglesia Cristiana Emmanuel fue plantada en agosto de 1984, cuando por primera vez se reunió un círculo de estudio bíblico en el hogar de los pastores Eliudy y Nilsa Jurado, en April Gardens de Las Piedras.  Las primeras reuniones, que se celebraban cada viernes contaban con una asistencia de solo seis personas -los pastores mismos, sus tres niños, Iván, Lisa y Ricardo y un amigo que fue el primer fruto de este esfuerzo inicial. Después de once años ejerciendo el ministerio pastoral en los pueblos de Humacao y San Lorenzo se abría para los pastores una nueva puerta en Las Piedras para proclamar el mensaje restaurador de Cristo Jesús.

En diciembre de ese mismo año el hogar de la familia pastoral ya no bastaba para acomodar las personas que asistían.  En un paso de fe se alquiló un local junto a la Escuela Intermedia Santiago Torres donde continuó el crecimiento.  La obra del Espíritu Santo se evidenciaba en vidas transformadas, hogares restaurados y gente capacitada y enviada para servir en diversos ministerios dentro y fuera del país.

Siete años después, lleno el local a capacidad, fue  imprescindible conseguir un lugar que ofreciera mayor espacio.  Milagro tras milagro de gracia y provisión hicieron posible que la iglesia, entonces un reducido grupo de 80 personas, adquiriera la propiedad de más de 16,500 metros cuadrados (4 cuerdas) que hoy ocupa,  junto a la carretera No. 30.  El lugar correspondía perfectamente a la visión pastoral de una ubicación estratégicamente visible junto a una vía principal. 

Hoy día la Iglesia Cristiana Emmanuel es una floreciente congregación con una profunda visión para la restauración de las familias, el desarrollo de líderes y ministerios, la obra misionera, y una vida de comunidad de fe que enfatiza la relación personal con Cristo, el servicio a otros, la integridad del carácter y la adoración al Señor como estilo de vida.

Quien asiste por primera vez a la Iglesia Emmanuel no puede menos que notar la adoración viva y entusiasta y el amor desbordante que caracteriza a sus miembros y líderes, impreso por Dios en el corazón de la iglesia como parte vital de su herencia; una fuerza que ha atraído a muchos al conocimiento de Cristo Jesús, el Hijo de Dios.

“En esto conocerán que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”

 Juan 13:35

 
 
 
JMV Designs
Hogar